9 may. 2011

Europa Press, 2011


MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS - Miguel Martorell)

"El hip-hop es cada vez más un producto pop"

Han pasado ocho años desde la última vez que el cuarteto mallorquín se subió a un escenario con el sobrenombre que les lanzó a la fama a mediados de los noventa. El reencuentro con sus seguidores se produjo en el Viñarock, donde, a pesar de los años, parecían "los jovencitos del lugar".

   Han pasado más de tres lustros desde que La Puta Opepé debutara con su primer álbum, Vacaciones en el Mar, pero Mallorca sigue siendo fonky y el cartón de Don Simón una bebida de culto para este grupo isleño de rap.

   Considerados uno de los emblemas del hip-hop nacional, Hermano Ele, El Xino, Paco y Don Manolo se mantuvieron hasta 2003 en activo bajo el sobrenombre de La Puta Opepé o bajo alguna de sus variantes (Los Cuñaos del Fonk o Raggaflá) así como detrás de alguno de los múltiples alias que cada uno de ellos ha ostentado en distintos momentos.

   "Los alias son una forma de no hacer concesiones a lo pop", explica El Xino a Europa Press, aclarando que si dejaron de trabajar juntos hace ocho años fue por motivos "estratégicos". "Hermano Ele se fue a Barcelona y nosotros, por nuestra manera de hacer música y relacionarnos necesitábamos estar juntos para seguir trabajando".

   Tras ocho años, su primera cita de reencuentro -"que es con el público y con el resto de compañeros de la música, no con nosotros", señala- fue el Viñarock, cuyo balance es "demasiado bueno". "Parecíamos los jovencitos del lugar, éramos los que más saltos pegábamos".

   Y es que, después de ocho años, es fácil disfrutar de volver a verse en un escenario afirma El Xino, que vio entre su público a "mucha gente joven". Un hecho a tener en cuenta en positivo, pues era "gente que en su día no compró el disco", pero que muchos años después conocía los temas clásicos y agradecía los nuevos.

   Porque en este reencuentro habrá nuevo material. "Hay intención de ir haciendo cosas nuevas, no sabemos si un disco, porque no hay una oferta interesante sobre la mesa, pero sí hay intención de ir haciendo algún single y ver cómo lo sacamos", explica el MC mallorquín, que deja claro que por eso no se están "prodigando" anunciado nuevas fechas.

   Aunque en estos ocho años ninguno de ellos ha estado alejado de la música, El Xino considera que la música y el hip-hop han cambiado en estos ocho años en los que La Puta Opepé se ha ausentado de los escenarios.

   "En la música antes se cobraba diez veces menos, por mucha crisis que haya ahora, se cobra más porque está más profesionalizada. El público también ha avanzado, aunque parece que la gente no invierte, sí lo hace en los conciertos. Hay nuevas maneras de promocionarse, de exposición, de comunicarte con la gente. Lo que no ha avanzado a ese ritmo son las leyes".

   Por su parte, el hip-hop ha cambiado porque "cada vez más es un producto pop que un movimiento cultural", señala El Xino, que cree que al rap español "hay que dejarlo fluir como a un ser vivo". "Ahora se hace adulto, hemos dejado atrás la edad del pavo y vamos a poder verlo de una manera diferente. Ahora es un rap adulto para señores que tiene hijos".

   Aún así, hay ciertas cosas que "se pueden seguir contando de la misma manera". "El Don Simón sigue existiendo, el otro día me encontré un cartón en un portal, aunque a lo mejor el que ha cambiado es el rastafari Josemari", bromea El Xino, que, a pesar de trabajar en uno de los grupos considerados pilares del rap patrio, no siente una responsabilidad.

   "No es como un cetro de mando, porque siempre partimos de un concepto divertido en la música. Nada de marcas ni de ropas caras", dice el MC, que alude a los Beastie Boys como una referencia de "esa falta de seriedad y ese intento de sorprender". "Eso es lo que más se puede relacionar con La Puta Opepé".

Extraido de Europa Press